Clan Beristáin: La hábil, la dura y el blandito

clan-beristáin

Luz María, Laura y Juan Carlos, la hábil, la dura y el blandito, respectivamente.

Chin Gon / El Madrazo

A la tribu Beristáin Navarrete se le descuadró el cuadro político con la salida de Luz María del gallinero del Partido de la Revolución Democrática (PRD), pues ya se reveló las verdaderas intenciones de la “Güera” con la llegada a Morena, que aunque no la quieran, ella tiene algo que logra convencer a los dirigentes que le den una candidatura.

No es que como oriental me guste el chisme, pero la senadora quiere ser candidata a la presidencia municipal de Solidaridad por el partido de Andrés Manuel López Obrador alias “Peje el Toro”; el detalle es que su hermana Laura quiere la misma candidatura, pero por parte del PRD, y dejan a su hermano Juan Carlos en.. bueno, él hará lo que sus hermanas le digan, como siempre. No quiero decir que la carrera política de Laura y Juan Carlos se lo deben al “negocito” de la Güera, pues ellos eran unos chicuelos cuando Luz María ya andaba en la grilla sindical con Salvador Ramos Bustamante, en los tiempos del ex gobernador Mario Villanueva Madrid.

Pero la candidatura de la alianza PRD-PAN también la quiere Cristina Torres, así que ella está más que feliz porque Los Beristain se dividirán entre los que apoyan a Luz María y los que apoyan a Laura. Pero que recuerde la miss Cristina que frente a esa candidatura hay un personaje que es amiguísimo del gobernador, o sea su tesorero Asunción Ramírez Castillo, a quien ya le dieron línea para que busque la candidatura.

Fisgonea también aquí:   Raymundo King, el negro traidor

Otra cosa que no toma en cuenta Luz María es que esa candidatura de Morena está disputadísima, pues la quiere Lenin Amaro Betancourt, Arturo Castro Duarte y Lucas Medinilla, todos ellos procedentes del PRI y ahora amantes de Peje el Toro. No digamos que el remedo, “Carlitos” Toledo del Partido Verde, quiere quedarse con la candidatura del PRI-PVEM a la presidencia de Solidaridad.

YA EN LA COLITA: La raza no perdona, dicen que para que a los quintanarroenses se les olvide el tema de la compra de uniformes por la cantidad de 104 millones de pesos a una empresa poblana, pues agarraron a “Doña Lety”, pero curiosamente en la cercanía del estado de Puebla. Hasta comentan que en la remodelación de la casa de gobierno se utilizó pura talavera poblana, para que no se olvide de dónde llegó el recurso para las campañas políticas en el 2016. (Fotos: Sin Embargo / IQ Cancún / Quequi)

Please follow and like us:

No hay comentarios, ¡sé el primero en opinar!

Leave a Reply