Periodismo de consigna contra El Hijo Desobediente

A las portada de Novedades, el gobernador electo, Carlos Joaquín respondió acompañándose por Gerardo Mora

Redacción El Madrazo

En sus ediciones del martes 26 de julio, el periódico Novedades sorprendió con el ángulo noticioso de sus portadas ante la presentación del equipo de transición que presentó El Hijo Desobediente, Carlos Joaquín González. Su visión fue sesgada en contra de algunos de los integrantes, tanto que dio por hecho que se trató de la presentación del “gabinete”, al cual calificó de “oscuro”. En otra de sus ediciones, Novedades Chetumal, dio a entender en su encabezado principal que el gobernador electo se había olvidado del sur, con el equipo de transición que presentó.

En una conferencia de prensa, ayer, Joaquín González no solo retó al medio a probar sus dichos, sino que se hizo acompañar muy de cerca de uno de los “oscuros” integrantes de su equipo de transición, mencionados por el diario: Gerardo Mora Vallejo, encargado de la gestión de recursos federales.

Mora Vallejo ha sido un perredista testarudo (es lo único reprochable), ex candidato a la gubernatura de Quintana Roo, joven intelectual y empresario. Como a él, Novedades no le dio a los demás señalados la oportunidad de dar su punto de vista; practicó un periodismo faccioso, de consigna, alejándose de la imparcialidad que un medio le debe a sus lectores.

Novedades siempre tuvo una disputa con Eduardo Ortiz Jasso, ex director del Instituto Municipal  de Planeación del municipio de Benito Juárez, quien apareció en el equipo de transición de El Hijo Desobediente. Esa designación despertó el malestar del diario más antiguo del estado, tanto que menciona la inhabilitación que pesa sobre el ex funcionario. Y ahí está una de las muchas contradicciones del medio: da por hecho que se trata de un integrante del gabinete, pero señala la inhabilitación; ¡nada más contradictorio!, de hecho, legalmente imposible.

Fisgonea también aquí:   El Chingadazo

Los integrantes de un equipo de transición trabajan “voluntariamente”, sin honorarios, sin contrato de alguna dependencia pública, bajo apuesta de que podrán cobrar cuando el gobierno tome posesión de la administración pública, si es que son tomados en cuenta como parte del gabinete, por lo tanto, un ex funcionario inhabilitado puede formar parte de esa estructura; lo único reprochable, es precisamente el hecho de contar con alguien que tuvo un proceso como la inhabilitación. (Foto: equipo de transición de Carlos Joaquín González)

Please follow and like us:

Leave a Reply