Raymundo King, de jerarca a plebeyo

Raymundo King de la Rosa

Llegará a la XXII Asamblea Nacional del PRI con las manos vacías.

Chin Gon / El Madrazo

Pena ajena es la que da el dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Quintana Roo, Raymundo King de la Rosa, pues con el salario que tiene en el Congreso, apenas le alcanza para viajar en clase turista a la Ciudad de México, cuando en tiempo del ex gobernador Roberto Borge Angulo, utilizaba uno de los avioncitos de VIP-Saesa para transportarse a cualquier parte del mundo, ¡ah qué tiempos aquellos, don Fabián!, pero no Vallado Fernández, pues éste todavía anda prófugo de la justicia.

Decía que este negro personaje llegará a su XXII Asamblea Nacional con las manos vacías, con la derrota entre sus pendientes y el no saber manejar la situación de los grupos priístas que se formaron después del descalabro del 5 de junio pasado, donde quedó evidenciada su falta de capacidad y de oficio político.

El otrora poderosísimo dirigente priísta perdió la corona, la confianza y el dinero de un partido que le dio todo, posición, diputación, puestos para sus familiares, placeres de todo tipo, viajes a diferentes partes del mundo y una arrogancia que no podía con ella. Tenía una mirada de “perdona vida”, y ahora se esconde de la prensa, acepta a pie y juntillas lo que le digan los del PAN y PRD en el Congreso Local y es un vasallo del dirigente nacional del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) Jorge Emilio González Martínez, quien le jala la correa cada vez que quiere.

Irá a la Asamblea este sábado 12 de agosto, pero limitado, con los gastos pagados por el PRI, pero en avión comercial, sin que nadie lo espere en el aeropuerto de la Ciudad de México, como lo hacía todavía el año pasado.
Su terquedad de permanecer en el cargo, dejará a este partido sin los principales cuadros para competir en el 2018, tendrá que entregarlo a los que verdaderamente tienen oficio político, o sea regresará la vieja guardia del priísmo, pues “esta nueva generación de políticos” que presumía el presidente de la República, salió caquetona, algunos hasta en la cárcel están y otros para allá van. “Ray” perdió lo King, se tendrá que conformar con ser un plebeyo más.

Fisgonea también aquí:   Echa el PRI al lastre de Roberto Borge

YA EN LA COLITA: Hablando de dirigentes estatales, divierte mucho escuchar al del PRD, Jorge Carlos Aguilar Osorio decir que en su partido no se le teme a la desbandada de militantes, que tiene la seguridad que los que se van, algún día regresarán, pues él mismo es un buen ejemplo; y qué decir de Julián Ricalde Magaña que se había separado del PRD y luego lo vimos como candidato, no cabe duda que ahí cada quien hace lo que quiere, así que Luz María Beristain Navarrete puede regresar al Sol Azteca si así lo desea, siempre y cuando no la vuelvan a abuchear en Morena, partido al que decidió irse. (Foto: Noticaribe)

Please follow and like us:

No hay comentarios, ¡sé el primero en opinar!

Leave a Reply