Espectáculo como en Dubái en Chetumal… pero en chiquito

Como en dubái

Videomapping y fuentes danzantes de 21 millones de pesos, para proyectarse en la Megaescultura de Chetumal, como en Dubái, pero en chiquito.

Aquiles Transo | El Madrazo

El pasado viernes, como parte del Tercer Informe de Gobierno de El Hijo Desobediente (Carlos Joaquín González), se incluyó un show de videmapping con fuentes danzantes, en la Megaescultura de Chetumal. El gobierno de Quintana Roo quiere atraer turismo, con este proyecto, que ha tenido como escenarios los grandes hoteles de Dubái, sólo que en chiquito.

El espectáculo, afirmó El Hijo Desobediente en sus redes sociales, busca tener eventos de primer nivel para Chetumal, una ciudad en donde hasta el aire tiene que pereza para circular, sólo que este atractivo turístico le ha costado a los quintanarroenses 21 millones de pesos, el cual tuvo su primera prueba de fuego, precisamente el día del Tercer Informe de Gobierno.

Para la perrada, este sólo fue una probadita, porque el espectáculo prometedor estará listo en cinco semanas, según anunció el mismo Hijo Desobediente en sus redes sociales, en una campaña emergente de difusión, ya que le estaban tundiendo duro por el gasto de su informe:

Así, este “espectáculo de primer nivel” quiere emular a los de los árabes o europeos, con un proyector que dicen las malas lenguas, se tuvo que traer de Estados Unidos.

No hay comentarios, ¡sé el primero en opinar!

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.