El ex gobernador de los cielos

El ex gober de los cielos, Félix González C.

La Auditoría Superior del Estado lo investiga por la creación de la empresa aérea Vipsaesa.

Chin Gon / El Madrazo

Al descubierto quedó la estrategia del senador de la República, Félix Arturo González Canto, quien desde la creación de su “Frankenstein”, Carlos Mimenza, el patrocinio de medios de comunicación y de páginas web, donde dicta línea para enfocar sus baterías contra el gobierno de Carlos Joaquín González.

No resulta extraño que los gatilleros pasquineros del gobierno de Félix “revivan” de entre las cenizas y vengan con todo el dinero del mundo para montar estudios y hacer programas que no se les había ocurrido sino dos meses antes del inicio del proceso electoral que arranca el 8 de septiembre.

La sorpresa que viene para el ex gobernador González Canto es la investigación que practicó la Auditoría Superior del Estado sobre la creación de la empresa aérea Vipsaesa y que según dejó entre ver el presidente de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta, Emiliano Ramos Hernández, será este 5 de septiembre cuando se den a conocer los resultados de dicha auditoría, y ¿cómo creen que se les escaparía Félix? Lo tienen bien atorado, pues la renta de aeronaves en su gobierno la hizo a través de la firma Aves Flight Share que representa el empresario Enrique Borbolla García, quien ha sido identificado como amigo cercano de Félix y Borge. Por el contrato firmado para cinco años se estableció un pago mensual de 259 mil dólares por 60 horas de vuelo, con 2.5 millones de dólares de fianza. Sin embargo, Aves Flight Share nunca brindó el servicio.

Fisgonea también aquí:   Ya es gobernador Carlos Joaquín

Y si no se prestó el servicio, ¿quién se quedó con la lana? No es difícil que los contadores auditores sigan la ruta del dinero. Tras el incumplimiento, la compañía aceptó que el Gobierno del Estado no le pagara hasta no brindar el servicio. Después, González Canto acordó que la empresa devolviera el monto total de la fianza seis meses antes que venciera el contrato. En esta negociación, Aves Flight Share pidió que la mensualidad se le pagara por adelantado y a cambio se comprometió a bonificar 2 millones de dólares; en caso de no cumplir entregaría el avión Learjet 45 a la administración estatal. La empresa no devolvió el dinero una vez cumplido el plazo. Como el avión costaba 5.7 millones de dólares que era más de lo adeudado, el Gobierno de Félix González le pagó otro millón 200 mil dólares. Bonito negocio, con el dinero del pueblo.

Se dice que aunque el 17 de noviembre de 2010, todavía en el gobierno de Félix, se firmó un acuerdo en el que se reconocía que el avión ya era propiedad del gobierno, la aerolínea nunca entregó la factura. Y es que resulta que el avión en realidad era de otra empresa, Cessna Finance Corporation. Es decir, que la empresa del amigo de Félix y Borge no era dueña de la aeronave y ya hay una denuncia penal. El avión del Gobierno del Estado simplemente desapareció.

YA EN LA COLITA: La administración de Paul Carrillo de Cáceres (2013-2016) en Benito Juárez está en la mira de la Auditoría Superior del Estado, pues se cree que hubo desvíos de recursos públicos en el área de Comunicación Social que tenía a su cargo Hayde Cárdenas Pizano, que hoy está refugiada en un medio de comunicación radiofónico, creyéndose la panacea en redes sociales y la gran conductora de radio, lo que está totalmente fuera de proporción. No podrá evitar que sea llamada a cuentas, pues como dice el gobernador del estado Carlos Joaquín González, “el que la hace la paga”. Si la ex titular de comunicación social en Benito Juárez contribuyó al desvío de recursos públicos, pues tendrá que responder por este presunto ilícito; no es ético que evada la justicia tratando de pasar como periodista. (Foto: Senado de la República)

Please follow and like us:

No hay comentarios, ¡sé el primero en opinar!

Leave a Reply